Nuestros Espacios

Un medio adaptado para que se desarrollen plenamente y en libertad




Nido

Espacio de exploración en un ambiente seguro de descanso, juego y libertad de movimiento, para niños desde cuatro meses, hasta que caminan de forma autónoma.




Comunidad Infantil

Espacio para los niños desde que caminan de forma autónoma hasta los tres años, donde comienzan a desarrollar, la independencia con libertad, actividad e individualidad. En esta etapa, los profesionales, guiarán a los niños por las diferentes áreas de la Pedagogía Montessori: Vida práctica, Sensorial, Cultural, Lenguaje y Matemáticas.




Casa de Niños

En este espacio, los niños de tres a seis años, aprenden con una gran variedad de materiales Montessori, que se presentan con claros objetivos: exploración, desarrollo sensorial, autonomía, concentración, orden, autodisciplina e intervención social entre otros.


















Otros Espacios

La naturaleza, la música, el arte y la diversión son cuatro áreas importantes en nuestro pequeño Mundo. Por ello, tenemos creado un área de juego y un maravilloso huerto, además de una magnifica sala donde hacer talleres extraescolares con los niños y también sus familias.

Áreas Montessori


Vida Práctica

El área de Vida Práctica favorece la autonomía, la integración de las necesidades de imitación, orden y períodos sensibles, la familiaridad, la integración de la personalidad y el desarrollo social y moral.

Las actividades en la vida práctica se componen de objetos familiares que un niño podría ver de forma natural en la vida cotidiana y están diseñadas para que el niño se sienta cómodo y pueda dominar la actividad. Las actividades se dividen en cuatro categorías principales: cuidado de uno mismo, del medio ambiente, la gracia y cortesía.

Los objetivos de esta área son la autonomía, normalización, concentración, organización (orden-secuencia), control de movimientos y refinamiento de los sentidos.

Sensorial

En el área de Sensorial se entrenan los sentidos: visto, oído, olfato, gusto, tacto y estereognóstico (táctil con movimiento) Las actividades sensoriales desarrollan los sentidos de percepción y discriminación. Cada actividad sensorial se centra en una cualidad como el peso, forma, tamaño, color, textura, sonido u olor.

Los objetivos de esta área son el refinamiento de los sentidos y la organización de la mente para desarrollar posteriormente el lenguaje y matemáticas.

Cultural

En el área de cultural, los niños aprenderán de geografía, zoología, ciencias, botánica, idiomas, música y arte.

Los objetivos de esta área son incentivar el cariño y respeto por la naturaleza, iniciar la investigación científica, favorecer la actitud de asombro y observación de la naturaleza. También acerca a los niños a otras culturas y permite el desarrollo de sus habilidades y organización de la mente (liberación de las emociones, organización espacial y capacidad de concentración).

Esta área favorece la creatividad, facultad perceptiva, instrumentos y técnicas de expresión, dominio de material, cultivar la experiencia de la sensibilidad y apreciación.

Lenguaje

El área del Lenguaje favorece la discriminación auditiva, formación de esquemas mentales, memoria auditiva-visual, noción tiempo-espacio, autoestima, construcción de la personalidad, socialización, construcción de relaciones lógicas y la creatividad.

Las actividades incluyen el aprendizaje de las formas y los sonidos de las letras, la práctica de la motricidad fina por escrito, el desarrollo del vocabulario, igualando palabras e imágenes, desarrollo de la lectura con las listas de palabras, la práctica de las partes de la gramática (nombres, verbos, adjetivos, etc.), la creación de frases y leer en silencio.

Los objetivos de esta área son la comunicación, capacidad de expresar y pronunciar, enriquecimiento de vocabulario, iniciación a la lectura y escritura, amor a la lectura y conciencia de otros idiomas.

Matemáticas

En este área se da el desarrollo de las habilidades matemáticas de la mente: clasificación, seriación, cantidad, representación, simbólica, memorización y operación. Los niños son introducidos a los procedimientos y conceptos básicos matemáticos, para poder realizar, según sus propios ritmos individualizados, el paso a la comprensión de matemáticas superiores.